El Dios Giano

El Dios Giano

GIANO BIFRONTE

El Dios Giano era una de las divinidades más antiguas de la religión romana,  latina e itálica. Giano podía mirar el futuro e interpretar el pasado. Sus características eran la de tener dos caras y normalmente era colocada en la entrada de toda casa o ciudad. Giano era el principio de toda cosa, no era hijo de algún Dios del Olimpo, porque él estaba por sobre ellos, como Padre de los Dioses. Un “augure” (sacerdote) del mundo romano antiguo, escribía en los libros sobre los Auspicios, que Giano era “aquel que plasma y gobierna cada cosa y unió circundándola con el cielo, la esencia del agua y la tierra pesada y tendiente a descender a los profundo, a aquella del fuego y del aire, ligero y tendiente a subir al alto y que fue la inmane fuerza del cielo a tener unidas las dos fuerzas contrastantes” 

Tal fue la importancia del Dios Giano, que en la reforma del calendario romano, llevada a cabo por el segundo rey de Roma, Numa Pompilio, en el VIII siglo a. C, dedicó a Giano, el primer mes sucesivo al solsticio de invierno y que en la reforma llevada a cabo por Giulio Cesar en el 46 a.C pasó a ser el primer mes del año: Gianuarius,  January o Enero.   

Pero no sólo, en Roma, en el IV siglo, el Emperador Constantino hizo construir un Arco en la ciudad de Roma, que se encontraba en la entrada fluvial del Foro Romano, es decir delante del puerto Tiberino y enfrentando la isla Tiberina. 

El catolicismo también incorporó a Giano entre sus divinidades reconocidas, San Agostino, padre y Doctor de la iglesia católica, escribía en el V siglo:  “ a Gianus pertenecen ” y competen “todos los inicios”  Particular que permanece hasta nuestros días, dado que el primer mes del año, inicio y comienzo de un nuevo ciclo vital y cósmico, se le llama Enero o January. 

LAS PLAZAS DE LA ROMA BARROCA

LAS PLAZAS DE LA ROMA BARROCA

LOS CIMIENTOS  HISTORICOS  DE LAS PLAZAS EN ROMA

Las plazas en Roma se crean al interior de una ciudad que había sido una metrópoli del Mediterráneo: un centro de dominio de tipo Imperial con una   riqueza urbana en términos de espacios construidos que acogían la propia  cultura.  Esa cultura contenía en su interior una manera espacial de enfrentar la política y la religión, el entretenimiento y el deporte. Los casi 12 siglo, de la Roma Antigua, desde el VIII a.C hasta el V d.C, dejaron una huella en la ciudad de Roma y en la cultura occidental, que se manifiestan en las plazas romanas.  Se expresan de diferentes maneras, ya que las huellas de esa ciudad antigua fueron canceladas por el abandono,   las inundaciones,   la destrucción humana, pero  ello no significa que la ciudad destruyó la memoria.  Es decir, plazas se insertan en una ciudad que contiene en su interior una memoria, política, religiosa y cultural, como asimismo formal, de varios siglos de existencia.

Reconocer esa memoria permite comprender no sólo el origen social del espacio público en la historia, sino que también el objetivo y las razones de la creación de los espacios de encuentro ciudadano en la ciudad de origen.    Roma contiene en su interior teatros, estadios, templos, puertas, acueductos, de ese período de grandeza, que están presentes en cada espacio público. En muchos casos  la razón de existencia de cada plaza es el uso de ese patrimonio histórico para la ciudad presente: Plaza del Panteón

El Panteón,  o «templo de todos los Dioses», pero en este caso, de los Dioses planetarios, fue construido por el Emperador Adriano, para exaltar la propia ascendencia divina. La salvación de este templo pagano se debe a su   transformación  en un lugar de culto católico, hoy Iglesia de Santa María de los Martires.

img026        img028 La plaza en los años ’70

Plaza Navona,  creada a partir de la existencia del Estadio «agonístico» u olímpico construido por el emperador Domiziano en el siglo I d.C. , es hoy una de las plazas mundanas más importantes de Roma.

estdomizia      13-pianta-nolli-1748

Plaza de Piedra, nace a partir de los restos del templo construido por el Emperador Antonino Pio el año 145 d.C y dedicado a su predecesor, el Emperador Adriano.

153      146

son algunos de los ejemplos más elocuentes de diálogo con ese recurso histórico tangible.

En el próximo capitulo hablarémos de las otras plazas de Roma, de su origen y de su visión actual.

ROMA EN VESPA

ROMA EN VESPA

Visitar Roma en Vespa o Scooter es una experiencia inolvidable. Es vivir Roma como un ciudadano más y admirar su extraordinaria belleza histórica, arqueológica, artística, en una manera diferente. Mis tours de Roma sobre 7 colinas, nos permite, en pocas horas pasar de la colina donde vivieron por siglos los Papas, en un palacio de 4 hectáreas, señalizado por un obelisco egipcio, transportado a Roma por el  Emperador Augusto, a la colina desde la cual podemos admirar el Coliseo, con su imponencia arquitectónica y  constructiva, de un magenetismo inigualable. Conducidos por mi, no sólo podrán enterarse de las verdades que ese monumento esconde, sino saber las motivaciones que llevaron a los Césares a realizar una tan magna empresa.

Nuestros paseo en Vespa, volando entre pinos y colinas que muestran restos de acueductos  y de templos antiguos, nos llevan a visitar las Termas de Caracalla, que más que Termas, eran grandes “spas” de la Antigüedad, donde el baño podías ser con agua fría, tibia o caliente, dependiendo del gusto del cliente, combinado con la sauna, los masajes, la lectura en bibliotecas especializadas, o la natación en una piscina de 50 metros de longitud.

Pero esta visita también nos llevará al Capitolio, la colina “cabeza”,  aquella desde la cual se podrá admirar el Foro Romano, centro neurálgico de Roma y su Imperio, lugar de encuentro y discusión política, religiosa, social. El Foro Romano nos habla de los eventos más importantes que marcaron el inicio de nuestra civilización de occidente.  La colina del Capitolio constituía un lugar de tal envergadura simbólica para la Roma Antigua, que los Papas a partir del siglo XV la transformaron en la sede del propio poder político e institucional.

En fin, el Tour de Roma sobre dos ruedas, conducidos por choferes expertos o manejando la propia motocicleta, tiene algo de mágico. Roma vibra entre pinos, colores del ladrillo milenario, el cielo siempre azul y las colinas, las históricas colinas que nos regalan miradas teatrales, escenográficas, centenarias. La Roma  Antigua que se confunde con el Renacimiento y el Barroco en una sinfonía de notas variadas, contradictorias, per al fin armónicas. Roma es una ciudad del eterno encanto y visitar Roma con una Arquitecto, hace la diferencia.  WP_20160612_001

Created with Nokia Smart Cam

 

EL COLISEO

WP_20160519_001

El Coliseo, imponente, exuberante, icono y símbolo de la grandeza arquitectónica y constructiva  del Imperio Romano, vive en Roma para hablarnos de una capacidad organizativa, de un ingenio e inteligencia de la cual sólo podemos aprender. El Coliseo, hoy día, es más que un monumento. Sus muros hablan de técnica ingenieril, de materiales modelados y ensamblados para resistir miles de años, para logra alturas de rascacielos de 18 pisos, pero construido 1930 años atrás. El Coliseo no fue destruido por un terremoto o por balas enemigas, fue desmantelado y lo que hoy vemos resiste gallardamente, a pesar de haber sido profanado por la ignorancia y la incuria.

Vengamos a Roma a aprender de sus arcos y bóvedas. Vengamos a Roma para aprender de una organización social, vengamos a Roma, para leer nuestra historia, que es también la vuestra, a través de su arquitectura.https://roma-bella.com/tours/ancient-rome/

Roma Antigua y el Imperio Romano

Roma Antigua y el Imperio Romano

ROMA es el centro de nuestra Civilización Occidental, si hablamos Castellano, es gracias a  que los Romanos llegaron a  la península Ibérica.

El calendario fue creado en Roma, los días de la semana fueron decididos en Roma!!! si uds. son Católicas es porque todo inició durante el IMPERIO ROMANO y bajo dicho Imperio!!!! A través de mis tours, les desvelo esa belleza de Roma!!!

Mis visitas tratan de mostrarles la belleza y profundidad de esa cultura que nos pertenece y es por ello que es aconsejable conocer lentamente todo, comenzando con la historia de la ROMA ANTIGUA, para después conocer la historia del VATICANO.