MENSAJE DE NAVIDAD DE PAPA FRANCISCO

En el Angelus de este Domingo de Diciembre y a pocos días de la Navidad el Santo Padre dio a conocer su lectura de la teología de la liberación: la misión de los cristianos como liberadores de la esclavitud.

Después de haber encontrado a los niños y durante dicha bendición recordó las palabras de Isaias que Jesús se hizo hombre “para traer el feliz anuncio a los pobres, para vendar las heridas de los corazones quebrados, para proclamar la libertad de los esclavos, la liberación de los prisioneros, y promulgar el año de gracia del Señor”. “estas palabras que Jesus hará suyas en el discurso de la Sinagoga de Nazaret, aclaran – dijo el Papa Francisco – que su misión en el mundo consiste en la liberación del pecado y de la esclavitud personal y social que ello produce. Él vino a la tierra para dar a lod hombres la dignidad y la libertad de los hijos de Dios, que sólo El puede comunicar.” Francisco dijo estas palabras precisamente el el “ Domingo de la Alegría” en la cual la liturgia nos invita a a tomar el espíritu generador de ésta, la alegría”. Debemos, subrayó, “mantenernos siempre en la alegría, aún cuando las cosas no van según nuestros deseos·. “La angustia, las dificultades y el sufrimiento- de hecho- atraviesan por la vida de cada uno y aveces la realidad que nos circunda parece ser hosca y árida, como el desierto en el cual se sentía la voz de Juan Bautista, como recuerda el evangelio de hoy. Pero son las palabras del Bautista que revelan que nuestra alegría se apoya sobre la certidumbre que este desierto está habitado: “en medio de ustedes está uno que ustedes no conocen: se trata de Jesús, el enviado del Padre que viene. “ La alegría, que caracteriza la llegad del Mesías”

El Santo Padre concluye este mensaje diciendo: “alegría, oración, agradecimiento, son tres actitudes que nos preparan a vivir la Navidad en manera auténtica”

EL ORIGEN DE LA ARQUITECTURA ROMANA

EL ORIGEN DE LA ARQUITECTURA ROMANA

EL ORIGEN DE LA ARQUITECTURA ROMANA

Según un concepto ya radicado históricamente, la arquitectura romana habría evolucionado totalmente de aquella ya difundida en Grecia en la época clásica y helénica. Ciertamente, el mundo romano constituye, bajo muchos aspectos el proseguimiento de aquella. Sin embargo, no se puede negar que Roma nace en un ambiente histórico propio, al centro de Italia, en una región donde la colonización griega no había sido jamás impuesta. El el siglo VIII y VII a.C, las ciudades de la Magna Grecia (Italia del sur y Sicilia) encontraban al norte de Cuma, la resistencia de los pueblos Sannitas y Volsci, como también la potencia cada vez mayor, de los Etruscos.

El ORIGEN ETRUSCO

En realidad, el florecimiento de la civilización romana se debió a muchos influjos, entre los cuales sobresale la originalidad de los caracteres autóctonos. Por ejemplo, a la llamada cultura Villanoviana (del asentamiento di Villanova di Castenaso) del siglo X a.C se deben las formas primitivas de chozas circulares con techumbre a dos aguas, con vigas que sobresalían en el colmo.

La civilización Etrusca, pueblo que en algún momento se pensó, originario del Asia Menor, es absolutamente autóctono, con una fuerte cultura helénica, proveniente de los intercambios comerciales con Grecia y con los mercados de la Italia del sur o de Sicilia, que se plasmaron en un cierto tipo templos y santuarios como también en las plantas urbanas a damero (IV a.C). De la arquitectura Etrusca, en la Italia central, quedan hoy, sólo las necrópolis, de Cerveteri, verdadera ciudad sepulcral, o aquellas hipogeas de Tarquinia, Vulci, Chiusi, que de alguna manera reflejan el tipo de habitación etrusca. Pero los vestigios de verdaderas casas etruscas, son prácticamente nulos.

LA HERENCIA ARCAICA

Los Etruscos no fueron el único pueblo que hizo sentir la propia influencia sobre la los orígenes de Roma. El los siglos cuarto y y quinto a.C los Latinos estaban en guerra con los Volsci y los Sanniti . Los Volsci construyeron acrópolis fortificadas con potentes murallas realizadas en bloques de piedras poligonales, aveces ciclópeas. Estas formidables fortificaciones no lograron frenar la veleidad expansionista de Roma, pero esta arquitectura militar a grande escal, con técnicas constructivas derivadas indudablemente de los Griegos, sirvieron como modelo a las primeras ciudades romanas.

LUGARES PARA VIAJEROS EN ROMA

LUGARES PARA VIAJEROS EN ROMA

Como en familia

Plaza de Santa María en Trastévere (Roma)

Hay lugares donde a Roma se le perdona todo. Con su atasco perenne, las esperas para el autobús y los adoquines destartalados, la capital de Italia llega a ser cruel con quien necesita cruzarla. La reconciliación con su encanto eterno no dura más que la media hora que es necesario dedicar a la plaza de Santa María en Trastévere. El Trastévere no es exactamente un barrio, sino un rione, algo más pequeño y familiar, una especie de hogar para el visitante. Y este rincón representaría el salón, y su cocina: el corazón de la casa, íntimo y, a la vez, abierto a todos.

En el centro de la plaza surge una fuente de mármol, con peldaños perfectos para nuestro objetivo voyeur. Las leyendas ciudadanas cuentan que funciona desde la época del emperador Augusto, lo que hace de ella la más antigua de Roma. A su vera pasa la quintaesencia de la romanidad: camareros sirviendo capuccini y pasta en las terrazas, músicos que tocan los grandes topicazos de la tradición nacional, jóvenes padres cruzando con carrito y compra, intelectuales maduros con su perro de raza y adolescentes extranjeros paseando la resaca de la noche anterior.

basilica di STA. MARI IN TRASTEVERE

También fieles, peregrinos y monjas que entran en la basílica de Santa María en Trastévere, cuyo mosaico dorado de la fachada es uno de los más bellos del mundo.

INTERNO STA MARIA IN TRASTEVERESTA MARIA INTERNO 2

 

Todo el mundo se saluda. Cualquiera es parte de la familia. / LucIa Magi – El Pais “Guía El Viajero” Enero 2017 

 

EL GRANDE IMPERIO ROMANO Y LA LEGIÓN PERDIDA

EL GRANDE IMPERIO ROMANO Y LA LEGIÓN PERDIDA

Santiago Posteguillo delante del Coliseo

Para rematar su larga relación con el emperador Trajano (tres libros, más de tres mil páginas), el novelista Santiago Posteguillo  (Valencia, 1967) tira la casa por la ventana. En la tercera y última entrega de la trilogía, La legión perdida (Planeta), recién publicada, se multiplican las batallas, las luchas de gladiadores, los escenarios, los viajes, los personajes y las intrigas. Verdadera novela histórica en Cinemascope, baste con decir que en la narración el lector se va a encontrar cosas tan sensacionales como una naumaquia ¡con tiburones!, un centurión romano que se ve cara a cara con un  general chino y que luego cruza con sus hombres la Gran Muralla, la caballería pretoriana atravesando al galope el Tigris sobre un puente de barcas, la destrucción de las siete legiones de Craso por los arqueros y catafractos partos en las arenas de Mesopotamia, un terremoto en Antioquía o la matanza de todas las mujeres del harén del rey de reyes Osroes en Ctesifonte a manos de los eunucos, sin dejar (casi) ni una. También encontrará los preceptivos cristianos arrojados a los leones en el Coliseo, el uso de plantas abortivas, a Trajano acostándose con el joven y guapo príncipe de Osroene y a un Adriano muy distinto del de Yourcenar.

Al llegar sin respiración y emocionalmente exhaustos a la última de las 1.140 páginas de La legión perdida (incluidos los glosarios de latín, sánscrito y chino, la nota histórica, la bibliografía, los mapas, los diagramas de las batallas y los dibujos de los guerreros de la época), tenemos varias cosas claras, aparte de que “magnis itineribus” significa “marchas forzadas”: qué gran tipo fue Trajano, qué apasionante puede ser la novela histórica y que arrestos tiene Posteguillo para servir semejante festín de la Antigüedad que nos lleva nada menos que por cuatro imperios (el romano, el parto, el kushan del norte de la India y Afganistán y el Han chino) en una escala temporal de 150 años. El novelista hasta usa de personajes secundarios a algunas de sus fuentes, como Plutarco.

¡AGGGGH!

¡Aggggh! es más que una onomatopeya en La legión perdida: es una verdadera muletilla. Lo gritan, entre otros, el gladiador Marcio en la arena al caer ante un retiarius agresivo, el rey Exedares de Armenia moribundo mientras se le salen los intestinos por una herida de espada, el legionario Sexto al clavársele una flecha parta en el brazo tras atravesarle el escudo o su colega Cayo al recibir una saeta china en el hombro. “Será la influencia del comic”, ríe Posteguillo, “he sido un enorme consumidor de El capitán Trueno y El Jabato. En todo caso esa expresión le da una pátina muy de género de aventuras a la narración, ¿no crees?”.

“La idea era que la novela, que tiene mucha acción y diálogo, enganchara, y regalar muchas emociones a los lectores, sin dejar nunca de ser muy riguroso”, señala el autor, que recalca que siempre se plantea “hasta dónde puede llegar” sin faltar a la historia. Lo de los cuatro imperios y sus correspondientes culturas ¿no es mantener muchas bolas en el aire a la vez? “Era un gran reto, pero al final todo encaja. Necesitaba algo muy potente para que el final de la trilogía con la muerte de Trajano no fuera un anticlímax”. Posteguillo ha tenido en mente la famosa novela de Gore Vidal Creación a la hora de mover a sus protagonistas por mundos y culturas tan diferentes y “romper los prejuicios del etnocentrismo”. La novela, que, entre otras cosas, trata los contactos entre el imperio romano y China, muestra la invención de los chinos del papel y del sismógrafo o el impacto del budismo en el imperio kushan, con el que Trajano quiere pactar una alianza contra los partos.

El hilo conductor de la novela a través de los distintos imperios y en dos secuencias temporales es la historia de la legendaria legión perdida de Craso, cuyas vicisitudes Posteguillo recrea (se unen a los hunos y combaten a los Han) y en cuya búsqueda hace partir a una serie de viejos conocidos de las anteriores entregas como el gladiador Marcio.

Legiones perdidas hubo varias en la historia de Roma. La más célebre, claro, es la IX Hispania desaparecida, se supone, en Britania hacia el año 43. En realidad no ayuda mucho a dilucidar la suerte de esa y otras legiones la confusa ordenación del ejército romano con varias unidades con el mismo número y denominación a lo largo del tiempo.

Valerio Manfredi  se inventó su propia legión perdida en su novela El imperio de los dragones (2005). En ese caso eran legionarios prisioneros de los persas de Sapor tras la captura a traición del emperador Valeriano en el 260. Manfredi les hacía huir hacia el Este y viajar hasta China donde se ponían al servicio de un príncipe local. Posteguillo recoge la tradición más sólida de los legionarios apresados por los partos tras la batalla de Carrahe –en la que murió su comandante, el triunviro Marco Licinio Craso- y que nunca fueron devueltos a Roma. De ellos se ha especulado que pudieron acabar como mercenarios en el imperio Han chino. El novelista valenciano cree que es lícito especular sobre su suerte. “Hay un vacío histórico pero tiene su lógica humana que eligieran luchar y escapar. Confío que lo que yo he escrito no cruja. Desde el punto de vista novelesco es un tema muy atractivo”.

El recuerdo de Carrahe y de la legión perdida espantaba a los romanos un siglo después y el novelista español utiliza ese miedo como uno de los puntales de su narración. “Aún hoy usamos la expresión ‘craso error’ para una equivocación mayúscula, así que podemos imaginar qué presente tenían esa infausta campaña los romanos. Cuando Trajano lanzó su propia invasión un siglo después de Craso y de Carrahe, seguramente su ejército tuvo que vencer el pavor que infundían aún aquella derrota y la desaparición sin dejar rastro de sus viejos camaradas”.

A Posteguillo no le importa que otros hayan escrito de legiones perdidas o de Trajano. “Lo importante es darle tu sello personal a la historia, que sea tuya”. Tras tanto tiempo con Trajano lo valora mucho. ¿Fue el emperador más importante? “Para mí en gran medida sí, demostró que no hacía falta ser nacido en Roma para ser emperador, acumuló mucho poder pero gobernó razonablemente bien y decidió que Roma podía ir más allá de los límites que ella misma se había autoimpuesto”.

Sorprende ver el papel de villano que tiene Adriano en la novela. “En eso me enfrento a Marguerite Yourcenar, mi construcción del personaje es más verosímil que el de ella. En realidad perpetró un golpe de Estado para convertirse en emperador y su comportamiento eliminando competidores roza lo mafioso”. Lo de los chicos de Trajano… “Sí, sí, sí. Está en las fuentes. Era claramente homosexual y solo homosexual. No tuvo amores femeninos, ni hijos. Quizá por eso, por los inveterados prejuicios, se ha escrito asombrosamente poco en España sobre un emperador nacido en Hispania, en la Bética”.

Posteguillo ríe con pillería al señalarle lo amplio de su enfoque y la dificultad que habría para llevar la novela a la pantalla. “Le he enviado un ejemplar al productor Javier Méndez, que proyecta hacer una película de mi anterior trilogía sobre Escipión el Africano y con la nota: ‘Calcula presupuesto’. La ventaja de la novela es que no tienes que autolimitarte”.

De su próximo libro dice que “seguramente seguiré en el mundo romano”, aunque se plantea que sea una novela independiente, que da menos trabajo, y no otra serie. “Ya veremos, luego pasa lo que pasa”, señala incorregible.

Jacinto Antón- Barcelona.

En “EL PAIS” de Marzo 2016.

LA ANTIGUA ROMA y los CHINOS en Londres

LA ANTIGUA ROMA y los CHINOS en Londres

La ciudad de Londres en la Antigüedad 

En las ciudades de la ANTIGUA ROMA  convivían culturas y pueblos, en sus calles podían escucharse decenas de lenguas que se mezclaban con olores de comida de todo el mundo. En los tiempos del politeísmo, los diferentes dioses se confundían y multiplicaban. Los viajes eran frecuentes y, muchas veces, lejanos. Sin embargo, un reciente descubrimiento puede ampliar todavía más esas fronteras. Un equipo de Museo de Londres ha investigado el origen de 22 individuos que fueron enterrados en un antiguo cementerio situado en el sur de la ciudad utilizado entre los siglos II y IV de nuestra era y se han llevado una tremenda sorpresa: dos ellos provenían casi con toda seguridad de Asia, probablemente de China. ¿Qué hacían dos chinos viviendo y muriendo en el Londres romano? Es un misterio al que, por ahora, la arqueología no puede responder sólo señalar que estuvieron allí.

“Estudiamos la morfología de los esqueletos”, explica por correo electrónico la arqueóloga Rebeca Redfern, conservadora del Museo de Londres y responsable de la investigación en el cementerio de Lant Street, que será publicada en el Journal of Archaeological Science. “Hemos utilizado técnicas macromorfoscópicas [un análisis forense que permite determinar los ancestros analizando la forma de la cara y otras aspectos morfológicos] y los hemos comparado con poblaciones actuales. Nuestros resultados nos muestran que tienen ancestros asiáticos y que estas dos personas no pasaron sus infancias en Inglaterra. Cuando nos lleguen los resultados genéticos sabremos con certeza si son asiáticos, pero por los datos que manejamos ahora estos individuos están más cerca de poblaciones japonesas o chinas que de cualquier otro lugar”.

No es la primera vez que aparecen asiáticos en el antiguo Imperio —en 2010 se realizó un hallazgo muy similar en Vagnari, en el sur de Italia, confirmado además por el ADN—; pero hasta ahora nunca habían sido encontrados en Gran Bretaña, que entonces se encontraba en la frontera occidental de Roma. Las relaciones entre Asia y Roma existían sin duda, porque las dos potencias intercambiaban bienes y eran conscientes de su existencia mutua, pero las pruebas arqueológicas son mínimas y muchas veces discutidas. De hecho, algunos expertos como la bioarqueóloga de la Universidad de West Florida Kristina Killgrove han pedido prudencia hasta que se conozcan los resultados genéticos definitivos. Pese a ello, en un artículo publicado en la revista Forbes asegura no tener “dudas de que personas de ascendencia asiática vivieron en diferentes lugares del Imperio”.

“Hemos realizado numerosos estudios de esqueletos de la época romana encontrados en Londres para determinar su origen y han revelado que los residentes de Londinium tenían ancestros que provenían de una enorme variedad de lugares de todo el Imperio, que incluyen el Mediterráneo, el norte de África y ahora Asia”, explica Redfern para explicar que se trata de un hallazgo raro, pero tampoco extraordinario en una civilización que era realmente global.

Las evidencias más sólidas de las relaciones entre China —entonces en manos del dinastía Han— y el Imperio romano provienen de Asia: la principal prueba es un relato chino del año 166 de nuestra era recoge la llegada de un embajador de Marco Aurelio, emperador de 161 a 180. La leyenda de la  “legión perdida”  en cambio, nunca ha logrado ser corroborada con la arqueología: esta teoría, defendida entre otros en los años cincuenta por el sinólogo de Oxford Homer Dubs y sobre la que Santiago Posteguillo ha escrito una novela que lleva precisamente ese título, es tan apasionante como etérea. Según esta historia, una de las legiones que Craso comandó contra los partos, derrotada en la batalla de Carras (53 a. C., todavía en la República), acabó en las estepas asiáticas. Hace diez años se presentó una investigación del ADN la población china de Liqian, una localidad situada en el borde del desierto del Gobi , cuyos habitantes poseen un 56% de genes caucásicos y presentan rasgos extrañamente occidentales. ¿Son los descendientes de aquellos legionarios? También los habitantes de un valle de Pakistán dicen provenir de los soldados de Alejandro Magno (de cuya presencia sí aparecieron, en cambio, sólidas pruebas como la ciudad de Aï Khanun en Afganistán).

Los romanos llamaban a los chinos Seres, el pueblo de la seda, porque este producto estaba en la base de su comercio: enormemente codiciada y valiosa en el Imperio, el secreto de su producción no llegó a Occidente hasta el siglo VI a través de Bizanzio. Tal vez aquellos chinos de Londres eran comerciantes, tal vez embajadores, tal vez esclavos, tal vez ni siquiera eran chinos. En cualquier caso, el hallazgo del cementerio de Lant Street no hace más que agrandar el misterio.

 El Pais. “Cultura”
  • Práctico TLife | Una 'app' para borrar intrusos y turistas de tus fotos

LAS PLAZAS DE LA ROMA BARROCA

LAS PLAZAS DE LA ROMA BARROCA

LOS CIMIENTOS  HISTORICOS  DE LAS PLAZAS EN ROMA

Las plazas en Roma se crean al interior de una ciudad que había sido una metrópoli del Mediterráneo: un centro de dominio de tipo Imperial con una   riqueza urbana en términos de espacios construidos que acogían la propia  cultura.  Esa cultura contenía en su interior una manera espacial de enfrentar la política y la religión, el entretenimiento y el deporte. Los casi 12 siglo, de la Roma Antigua, desde el VIII a.C hasta el V d.C, dejaron una huella en la ciudad de Roma y en la cultura occidental, que se manifiestan en las plazas romanas.  Se expresan de diferentes maneras, ya que las huellas de esa ciudad antigua fueron canceladas por el abandono,   las inundaciones,   la destrucción humana, pero  ello no significa que la ciudad destruyó la memoria.  Es decir, plazas se insertan en una ciudad que contiene en su interior una memoria, política, religiosa y cultural, como asimismo formal, de varios siglos de existencia.

Reconocer esa memoria permite comprender no sólo el origen social del espacio público en la historia, sino que también el objetivo y las razones de la creación de los espacios de encuentro ciudadano en la ciudad de origen.    Roma contiene en su interior teatros, estadios, templos, puertas, acueductos, de ese período de grandeza, que están presentes en cada espacio público. En muchos casos  la razón de existencia de cada plaza es el uso de ese patrimonio histórico para la ciudad presente: Plaza del Panteón

El Panteón,  o “templo de todos los Dioses”, pero en este caso, de los Dioses planetarios, fue construido por el Emperador Adriano, para exaltar la propia ascendencia divina. La salvación de este templo pagano se debe a su   transformación  en un lugar de culto católico, hoy Iglesia de Santa María de los Martires.

img026        img028 La plaza en los años ’70

Plaza Navona,  creada a partir de la existencia del Estadio “agonístico” u olímpico construido por el emperador Domiziano en el siglo I d.C. , es hoy una de las plazas mundanas más importantes de Roma.

estdomizia      13-pianta-nolli-1748

Plaza de Piedra, nace a partir de los restos del templo construido por el Emperador Antonino Pio el año 145 d.C y dedicado a su predecesor, el Emperador Adriano.

153      146

son algunos de los ejemplos más elocuentes de diálogo con ese recurso histórico tangible.

En el próximo capitulo hablarémos de las otras plazas de Roma, de su origen y de su visión actual.

TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A ROMA

TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A ROMA

Roma caput mundi”, todos los caminos conducen a Roma” Frases que todos escuchamos alguna vez,  pero que sólo podemos entender  cuando venimos a Roma. Dichas frases, de enorme significado,   pueden ser entendida caminando por sus calles, pero sólo de la mano de una experta en historia y en arte.    Caminar  a solas por Roma, sin saber que se están mirando edificios, templos o fuentes que nos hablan de milenios, es como caminar a ciegas.

Roma como “caput mundi” dominó desde Britania al Eufrates y para poder hacer llegar productos a   ésta, construyó caminos hacia los cuatro puntos cardinales. Desde los rincones más recónditos del Mar Mediterráneo  llegaban  a Roma todo tipo de alimentos, como también materiales    para embellecer una ciudad que superaba el millón de habitantes.   Pero no sólo. Desde Grecia   trajeron la filosofía, la política, el arte, los mitos, la arquitectura, las esculturas. Desde Egipto transportaron obeliscos, las columnas de granito, el trigo, pero también abrazaron a sus Dioses: Isis, Osiris y Serapis. De España llegaba el aceite, el pescado, el aliño y la madera. Una vez que fueron potentes, comenzaron a exportar la propia cultura y así es como encontramos en todos los países del Mediterráneo, los anfiteatros, los acueductos, los templos. Etc. Una vez que conquistaron la Gallia (hoy Francia) , comenzaron a cultivar el vino, hoy famoso en el mundo. La industria del vino francés nace en época romana, cuando aquel territorio se llamaba la Gallia.

Digamos que todo llegaba a Roma y desde Roma se extendía a otras latitudes.imagenforosimpeta-augusteaTodos los caminos conducen a Roma y dichos caminos siguen existiendo hasta hoy día. Cuando el Imperio Romano   dejó de ser una unidad militar y desde los rincones más alejados de la metrópoli comenzaron las revueltas varias, un Emperador, llamado Aureliano, decidió amurallar Roma. Esta muralla alta 10 metros,  tuvo que contener las 16 puertas, de los 16 caminos que llegaban a ella.  Dichos caminos siguen hoy existiendo, como también sus puertas, flanqueadas  por torres de vigilancia y doble portón. Pero a pesar de las murallas y las robustas puertas, Roma fue saqueada 5 veces, ¿por qué?

Eso lo sabremos visitándola.

templo-de-marte

EL COLISEO

EL COLISEO

El Coliseo, imponente, exuberante, icono y símbolo de la grandeza arquitectónica y constructiva  del Imperio Romano, vive en Roma para hablarnos de una capacidad organizativa, de un ingenio e inteligencia de la cual sólo podemos aprender. El Coliseo, hoy día, es más que un monumento,  s us muros hablan de técnica ingenieril, de materiales modelados y ensamblados para resistir miles de años, para logra alturas de rascacielos de 18 pisos, pero construido 1930 años atrás. El Coliseo no fue destruido por un terremoto o por balas enemigas, fue desmantelado y lo que hoy vemos resiste gallardamente, a pesar de haber sido profanado por la ignorancia y la incuria.

Vengan  a Roma a aprender de sus arcos y bóvedas. Vengan a Roma para aprender de una organización social, política y religiosa, de la cual podemos extrare lecciones. La historia del mundo occidental pasa por Romapero sólo con una Guía licenciada y estudiosa de historia del mundo Antiguo, ustedes podrán recibir información interesante y reveladora, como por ejemplo,   que nuestro calendario fue creado en Roma, que los planetas fueron nombrados en Roma, que el Derecho del hombre, fue creado en Roma.

Pero no sólo esto, también podrán enterarse que los primeros centros comerciales del mundo fueron creados en Roma hace 1900 años atrás. La arquitectura de Roma habla y leerla con una Arquitecto hace la diferencia. Visite Roma con una Arquitecto #www.roma-bella.com/tours/ancient-rome/ #www.roma-bella.com/es/ colosseum

 

EXCURSIONES PARA CRUCEROS

EXCURSIONES PARA CRUCEROS

EXCURSIONES PARA CRUCEROS

Mis excursiones para cruceros, son privadas, exclusivas y garantizadas por una profesional con 20 años de experiencia. Hoy día, las empresas navieras que ofrecen el servicio de tours a sus clientes, miran a crear el pánico entre los propios clientes, para que no opten por excursiones privadas, como si fueran ellos los que ofrecen el mejor servicio. Pero no es así: en mis años de experiencia he podido constatar, como al turista que viaja en barco hoy día, esperando conocer la soñada Roma, recibe sólo excursiones pobres, de mala calidad y con todas las incomodidades de hacerlo en grupos masivos de 45 o 50 personas. Además, le muestran poquísimos lugares, caminando por toda Roma y no pudiendo entrar ni al Coliseo, ni a la Basílica de San Pedro, ni a la Capilla Sixtina.

Mis excursiones exclusivas, no sólo son organizadas y modeladas para cada cliente, según la propia exigencia, sino que además, en un día de visita logro hacerlos entrar al Coliseo o a la Capilla Sixtina y siempre a la Basílica de San Pedro. Conducidos en una Van de Lujo, que los recoge delante del barco y los conduce de vuelta a él, sanos y salvos, acompañados por las ilustraciones eruditas, entretenidas, amenas de una arquitecto especializada en tours para familias. Mi experiencia los hará sentir acogidos en un ambiente amigable y con la garantía que llegaran a tiempo al barco, sin sentir que están corriendo o urgidos.

El servicio que ofrezco busca ser para el cliente, el sueño esperado y les aseguro que volverán al barco encantados de haber conocido Roma con XIMENA AMARALES , la Guía Arquitecto especializada en excursiones exclusivas.